La Mujer en la publicidad

La publicidad nos introduce una imagen de mujer infravalorada y con una única misión, seducir. El mensaje que nos intentan transmitir muchos anuncios es el siguiente, sexo como premio por la compra de un producto. El uso de la imagen de la mujer en la publicidad responde generalmente a varios arquetipos clásicos, la mujer como objeto de deseo o reclamo consumista y su rol de esposa, madre y ama de casa. Hoy en día, los anuncios televisados presentan el consumo como un sinónimo de sexualidad. La mayoría de las campañas publicitarias tienen un mensaje sexual.

Por ejemplo la marca Axe que utiliza la mujer en sus campañas publicitarias a obtenido una multitud de denuncias debido a la explotación de la mujer y en ocasiones han tenido que retirar la campaña.

También hay anuncios sexistas dirigidos a las mujeres, a pesar de que el producto o mensaje vaya dirigido a ambos. Por ejemplo, en los anuncios de detergentes se da por hecho que tanto la emisora como la receptora del mensaje es una mujer.

Otro ejemplo de este tipo de publicidad se ve manifestada en las imágenes, donde se priorizan los atributos físicos sobre los intelectuales dejando así a la mujer infravalorada.

Sin embargo, el uso de la mujer objeto en la publicidad de entre los años 50′ y 80′ todavía era más explícita y llegando a niveles degradatorios, usando como bandera el machismo para la publicidad de grandes marcas que todavía están vigentes.


111

151

191

chase-sanborn

11m

3m

Aún no hay comentarios

Escribir Comentario

psicografico.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies