Tejiendo la historia con B de Botxo

B de Botxo, es un proyecto nacido en Bilbao con fines sociales, que desborda originalidad. Y es que sus ya famosas camisetas, mezclan diseño, historia y solidaridad a partes iguales.

Sus promotores son 4 amigos, que un día decidieron unirse y crear algo distinto. Decidieron empezar una historia que ya está en boca de muchos bilbaínos. Y como queríamos saber más, hemos entrevistado a Iñaki, uno de sus promotores, que nos cuenta con detalle la esencia del proyecto y cómo fue su puesta en marcha.

B de Botxo

“Creemos en las historias, y en que cómo las contamos…cuenta”. Explícanos qué significa esta frase y por qué define a un proyecto como B de Botxo.

Pues desgranando la frase, empezaría por decir que creemos en las historias porque son precisamente lo que nos mueve. Hay una diferencia tremenda entre poner un proyecto en marcha o empezar una historia. La nuestra no es sólo la historia del bolsillo de la camiseta y las txapelas del Casco Viejo, es la historia de 4 amig·s que decidieron empezar algo distinto. Decidieron empezar una historia, y todo lo demás es la consecuencia de creer en ello.

La parte de cómo contar la historia se complica un poco. Nosotr·s contamos, además de nuestra propia historia, la historia de la txapela. De cómo se teje, de cómo se viene haciendo desde generaciones y de todo lo que simboliza. Contamos la historia de las personas en riesgo de exclusión social que trabajan en la Fundación Peñascal y contamos también la historia de WOP y su lucha contra las enfermedades neurodegenerativas. Podríamos haberlo escrito todo en un PowerPoint, pero hicimos una camiseta. ¿Por qué? Porque tan decisivo como las historias que contamos es la forma en que lo hacemos. Y finalmente ésta acaba siendo la diferencia entre tener una camiseta que simplemente te gusta, o tener una camiseta que te transmite algo.

¿En qué patrones os fijasteis para diseñar estas camisetas? ¿Seguisteis algún tipo de tendencia de moda?

Nos fijamos más en lo que queríamos transmitir que en patrones estéticos o de moda. El proyecto en sí nos ponía las normas, nosotr·s nos adaptamos. Además la lana de la txapela es un tejido muy especial, se teje con su forma final, no se puede lavar con la prenda y tampoco permite cualquier tipo de cosido. De ahí la forma del bolsillo y sus corchetes para poder quitarlo.

Para la parte de la confección hemos contado con la ayuda del taller de costura de Peñascal y el taller de serigrafía Bilbotex. En el taller trabajan con todo tipo de patrones y prendas, pero ha sido un proyecto retador. Esto nos ha obligado a ponernos las pilas y a aprender a marchas forzadas.

Finalmente, el diseño que se esconde bajo el bolsillo es obra de Juan, nuestro ilustrador. Hemos aprovechado la oportunidad y el juego que da un bolsillo que se quita y se pone para dar un carácter a cada modelo de camiseta: Mar y Montaña.

Llama la atención lo bien que estáis promocionando el proyecto, en poco tiempo os habéis hecho un huequito en las mentes de los bilbaínos ¿qué tipo de acciones estáis llevando a cabo para daros a conocer?

La campaña principal ha sido el Crowdfunding a través de la plataforma Verkami. Es un reto tanto a nivel de comunicación como de promoción, porque estás pidiendo al comprador que pague incluso meses antes de que el producto final pueda estar acabado.

Las redes sociales y el mundo digital juegan un papel muy importante, pero hemos estado presentes en dos puntos de la ciudad en dos noches distintas para que todo el que quisiera pudiera probarse las camisetas, verlas y tocarlas. La diferencia entre ver un diseño y ver la prenda es decisiva, de ahí que los prototipos fuesen tan importantes.

En paralelo hemos hecho sesiones de fotos con bloggers y músic·s de Bilbao llevando la camiseta. Algunas fotos ya se han publicado, pero las iremos dando a conocer poco a poco. Como anécdota, podemos fardar de que al menos 4 músic·s tocaron en fiestas de Bilbao con nuestra camiseta 😀

Háblanos un poco de su puesta en marcha ¿Os encontrasteis con alguna dificultad en el camino? ¿qué sentisteis al tener las primeras camisetas en vuestras manos?

Tener los prototipos entre las manos fue una alegría la verdad. Recuerdo que estábamos en el taller viendo las 2 primeras camisetas, nos las probábamos y les sacábamos fotos para mandar por WhatsApp. Poner tu idea en un papel siempre es más fácil, pero hacer las camisetas nos costó lo suyo. Desde buscar los corchetes hasta cortar las txapelas una por una, los trabajos de confección fueron más lentos de lo esperado por lo complicado de la fabricación.

También cometimos el error de generar expectativas que no pudimos cumplir: las camisetas se retrasaron 2 meses desde el plazo que prometimos a los mecenas de Verkami. Afortunadamente la gente se ha mostrado muy comprensiva. Estas cosas pasan, lo importante es saber lidiar con ello.

Nosotros estamos deseando lucir una Camiseta con Txapela. ¿Dónde podemos conseguirlas?

Las Camisetas con Txapela están a la venta en bdebotxo.bigcartel.com y se pueden comprar con PayPal. Esta es una edición limitada, y aunque el proyecto se hizo a través del crowdfunding y ya se han agotado las primeras tallas, todavía quedan camisetas a la venta.

A medio plazo no tenemos previsto fabricar otra tirada, ¡así que es el momento de aprovechar antes de que se acaben!

“Un día para cambiar el mundo a través del arte y la cultura”. Este es el lema del Fair Saturday, el movimiento en el que estás participando. Explícanos un poco más de qué va este proyecto tan interesante y cómo fue la experiencia que se vivió hace unas semanas en distintas ciudades de España.

Fair Saturday es una iniciativa que busca llenar de arte y cultura cada último sábado de noviembre. Es el día siguiente al Black Friday y justo antes del Cyber Monday, por lo que organizar eventos culturales de forma masiva ese día tiene un mensaje muy fuerte. A pesar del nombre, el proyecto nace desde Bilbao, y este año han participado artistas de más de 40 localidades en más de 200 eventos.

Cada evento que se realiza en el marco de Fair Saturday apoya además a un proyecto social de la forma en que el artista decida. De esta forma damos visibilidad al poder transformador que tiene la cultura en la sociedad, creando un día donde realmente ayudamos a cambiar el mundo.

Este año la experiencia ha sido muy bonita, Bilbao se llenó de cultura tanto en los sitios pequeños como en los grandes: Museo Guggenheim, Torre Iberdrola, Estación ADIF de Abando, Azkuna Zentroa, Teatro Campos o ZAWP entre otros muchos. Todos ellos participaron en Fair Saturday con teatros, conciertos, recitales, danzas… llenando la ciudad de cultura con fines sociales. Y así ocurrió en otras 40 ciudades.

En 2016 trabajaremos para que el proyecto siga creciendo sin descanso. ¿Podremos crear un día para el arte y la cultura? Estamos convencid·s de que así será, y si alguien se queda con las ganas de saber más puede visitar la www.fair-saturday.org o buscarnos en redes sociales.

Vivimos en una sociedad de cambios, en la que salen a flote proyectos tan originales como Fair Saturday o B de Botxo. En tu opinión, qué consejo darías a todas aquellas personas que tienen un sueño, una idea original y deciden ponerla en marcha pese a las dificultades que pueda encontrarse en el camino.

Hay una historia que me gusta contar sobre esto. Es una historia que vi en un documental de animales y que se me quedó grabada en la cabeza:

Una familia de patos vive en el hueco de un árbol, los polluelos son demasiado pequeños para salir y la madre les sube la comida a diario. Pero el día en que la madre decide que ya son mayores para salir, les llama desde abajo para que salten. Los polluelos no saben volar y lógicamente saltar no les debe de hacer ninguna gracia.

Los polluelos valientes saltan enseguida, y tras recuperarse del coscorrón llaman al resto de hermanos. Pero no todos los hermanos se atreven a saltar y la madre decide que ya ha esperado suficiente. Y efectivamente, se da la vuelta y se lleva a los patitos que han saltado. Qué bajón… Pero afortunadamente la historia tiene final feliz. Resulta que ver marchar a la familia es motivación suficiente para que todos los hermanos salten del árbol, por muy alto que sea.

No es fácil hacer algo que nos infunde respeto y salir de lo cotidiano, porque seguro que nos vamos a llevar coscorrones. Lo importante es encontrar la motivación que te haga seguir trabajando día a día en lo que realmente crees.

1 Comment
  • Luis Maria San Martin

    4 febrero, 2016 at 8:49 Responder

    Una experiencia interesante de cómo combinar emprendimiento con compromiso social

Escribir Comentario

psicografico.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies